Paso 12: Detalles finales.

 

 

Para la carga de la caja, me he decidido por la leña, recuerdo de mi infancia un Santana 1300 que furulaba por estos lares transportando leña. Para simular los troncos he empleado ramas de hinojo secas proporcionales a la escala, la textura es genial y además no hay que pintarlas. Las he metido en la caja del camioncete sobre una base de cola blanca, una vez seca, sobre la primera capa de leña otra capa de cola y así sucesivamente para que todos los troncos se queden pegados en un bloque. La cola al secar no se nota al ser tranparente.

 

Para hacer la visera, en principio intenté hacerla con tiras de plástico y láminas de fotograbado, pero resultó muy difícil y desesperante por lo que opté por hacerle un marco de plasticart y olvidar las piezas metálicas. La pieza que simula en transparente azul es de un guardafolios. Los limpias son unas finas tiras de fotograbado pegadas con loctite entre ellas y con cola blanca al parabrisas. Las he pintado en plata.

 

Finalmente con polvo de pinturas pastel aplicadas con un pincel suave aplicamos por las zonas expuestas para simular polvo y aumentar la sensación de operatividad. Es importante fijar la miniatura a una base en este proceso ya que podemos dejar las huellas de los dedos en el modelo, otra razón por la que éste es el último paso en el envejecido de maquetas.

 

Y con esto doy por acabado el tutorial para la tranformación del Land Rover de Ixo en el Santana 1300. Decir que aunque parezca una empresa muy grande meterse en semejante embolado, con paciencia y un poco de maña, cualquiera puede realizar una transformación como la que aquí podéis ver. Además, en mi caso, todos los quebraderos de cabeza se ven más que recompensados cuando tienes una miniatura exclusiva y sobre todo el pequeño orgullo de saber que es tu creación. Para ver en detalle este Santana 1300 a escala pinchad en la galería de fotos finales aquí.

 

 

 

 

 

 

 



 



Chema-2007