Paso 10: Envejecimiento.

 

 

He comenzado envejeciendo el interior de la caja. Simplemente he pasado un pincel seco en plata sobre la pintura de base, frotando más en las zonas de mayor desgaste.

 

Aplicamos óxido y pintura saltada en zonas estratégicas de la caja, en las zonas más expuestas como son bisabras y bajos de portones, zonas muy sufridas a la hora de cargar y descargar. Aplicamos también óxido a la caja de herramientas.

En la plancha del frontal de la caja, en las zonas donde no llega la carga he aplicado desconchones de óxido y unos pocos chorreones en marrón muy diluido.

 

La batería la pintamos con acrílicos, a todo el conjunto una mano de blanco y la zona superior en azul muy diluido para que la pintura corra por la superficie superior pero que no tinte los bornes. Los cables pintados en negro y rojo.

 

Para envejecer la cabina, he aplicado lavados en grises en las zonas de franquicias de puertas y bisagras, para que se deposite el color en las endiduras de la carrocería. Con un tono de verde más claro he aplicado pincel seco a toda la cabina. Gris metalizado para el marco del parabrisas y la nervatura debajo de las ventanas laterales. Negro para el hueco del motor.

 

Para la rejilla del radiador he empleado una de fotograbado, mucho más real que la del Land Rover original, está pintada en negro mate.

 

A las llantas delanteras les he puesto la arandela para el barro y les he aplicado marrón arena, el mismo color que al techo. Varios lavados en marrones y pincel seco en color de base para resaltar los tornillos, un poco de óxido a las delanteras. A las ruedas se le aplica un leve pincel seco con blanco, el paragolpes delantero está en gris metalizado.

 

 

 

 

 

 



 



Chema-2007