Paso 8: Accesorios.

 

 

Tras muchas pruebas para posicionarla sobre el diorama, he fijado la miniatura a la base con cola blanca, al secarse apenas se nota, además de ser muy limpia. Una vez fijada en su posición final he llevado a cabo el último proceso de envejecimiento: simular el polvo depositado sobre el vehículo. La técnica que he usado es la de las pinturas pastel ( las tizas de colores no valen). He frotado las barras de colores marrones y amarillo en un trozo de lija y he recogido el fino polvo en un papel. Este polvillo se aplica con pincel muy suave restregando ligeramente en la carrocería. Esta técnica es muy convincente y de resultados muy realistas. El problema es que no se puede manipular la maqueta con los dedos ya que dejaríamos nuestras huellas, por este motivo hay que aplicarlo una vez la miniatura  está fijada en su base.

 

En esta fotografía podéis apreciar los resultados de los pasteles, se puede ver el polvo depositado en el techo. Es un efecto sutil y muy sencillo de aplicar.

 

Para darle un poco de vida al diorama, a parte de romper la monotonía un poco con colores vivos, he decidido acompañar a la furgoneta con un poco de chatarra. Todos estos accesorios son de cosecha propia y como veréis a continuación no tienen ninguna dificultad. La clave está en tener una idea y pensar que es lo que tenemos a mano para ejecutarla.. Debajo de la foto los pasos que he seguido para reproducir todas la piezas.

 

El Bidón: He empleado una de esas láminas o papeles metalizados que cubren los corchos de las botellas de vino o de cava. Son láminas muy maleables y fáciles de trabajar. Una vez cortada la tira le he quitado todas las arrugas alisándola sobre un cristal y frotando con algodón. He marcado las nervaturas colocando dos cables debajo y presionanto la lámina con el algodón, de modo que se graben. Ayudándome de una pila le he dado la forma, cortando el sobrante y pegando con cianoacrilato. El culo del bidón es una pieza de latón recortada con la medida de la pila. Una vez secado el adhesivo está listo para pintar.

 

El Capó: Tras el descubrimiento de este magnífico material que es la lámina metalizada he copiado el capó de un Escarabajo. En las imágenes siguientes podéis ver el paso a paso, para copiar , digamos, el "máster" frotar con un algodón, sobre todo en los recobecos. Una vez recortada la pieza, por detrás le he dado una capa gruesa de cola blanca para darle rigidez. Una vez seco, listo para pintar.

 

El Andamio, palét, etc: El andamio, está realizado con cable de bobinar motores de una sección en concordancia con la escala, pegado con Loctite. El palet, son tiras de panel cortadas con un cutter y pegados con cola blanca. La plancha de metal es un trozo de latón que he arrugado, el rollo de alambre es cable de bobinar fino, la uralita es cartón, el poste un palillo de caracoles, y la plancha de rejilla un fotograbado del cajón de piezas sobrantes.

 

Todo está pintado con acrílicos Valejo, las piezas metálicas han tenido el proceso de oxidación como la frugoneta, incluido los alambres. La uralita la pinté en cris y un leve pincel seco. El bidón en azul y blanco, le añadí un trapo, lo pinté de rojo y le dí luces con rosa.

 

A la hora de colocar las piezas en la escena, he intentado acumularlas todas en un lateral apolladas sobre la furgo con apariencia de caos, hay que seguir la norma de que parezca aleatorio:

 

Próximamente las fotos finales.

         

 

 

 



 



Chema-2007