Paso 12: Las calcas.

 

 

 

Es la primera vez que empleo calcas vírgenes para decorar una maqueta, y el resultado no es muy malo, además el proceso es muy sencillo. Recopilando información de los foros del Salón de Colempi y de la comunidad Cochesaescala decidí hacerlo.

En la web de A2m adquirí todo el material necesario, hojas papel calcomanía transparente y de fondo blanco, todas de  tamaño cuartilla, así como un bote de barniz acrílico de la marca Vallejo . Las hojas vienen acompañadas de unas instrucciones de como ser usadas muy explicativas.

 

Lo primero que hice fue escanear la maqueta colocándola directamente sobre el escáner, de ésta forma conseguí la escala para hacer las calcas. Después, con un programa de dibujo diseñé los logos, matrículas, etc. Primero  las imprimí en un folio para comprobar que estaba todo correcto y no tener que desechar las hojas de calca por algún error. Imprimí por duplicado por si acaso...  siguiendo los consejos de los foros. Las matrículas, cartel de tara y cartel de transporte, lo imprimí sobre la calca de fondo blanco, ya que la impresora no puede imprimir el blanco. Para las rotulaciones usé el calca transparente.

 

Como se ve en la imagen de arriba usé la parte superior de las hojas, todo bastante junto para consumir lo menos posible de las hojas, que no son baratas precisamente. Recorte las tiras que contenían las impresiones y guardé el resto de las hojas para futuros proyectos. Las tiras se barnizan en varias capas dejando secar entre ellas. De este modo protegemos la pintura de la impresora.

Cuando el barniz esté completamente seco, podemos manipular las tiras sin ningún miedo, es el momento de colocar nuestras calcas en nuestro modelo. Las he ido colocando una a una, primero las recorté lo más preciso que pude para reducir los márgenes del soporte, se sumergen en agua tibia y en un minuto el calca se desprende de su soporte, exactamente igual que las calcas que acompañan a las maquetas. Ayudándonos de unas pinzas y un palillo de los oídos colocamos la calca en el sitio que queramos del modelo, con una pañuelo secamos el agua sobrante y veremos que la calca se queda fija.

 

Vamos colocando todas las calcas en su sitio con mucho cuidado. Cuando están todas colocadas, le damos una capa del mismo barniz a la maqueta, de esta forma fijamos definitivamente las calcas y las protegemos del paso del tiempo.

 



 



Chema-2007