Paso 6: Pintura del modelo.

 

Paso 6: Pintura del modelo.

Tras estar de los "janders" de tanto lijar y lijar, al fin llegamos a la fase de pintura. Es de vital importancia estar completamente seguros de lo que hacemos en el momento adecuado, ya que tras la pintura una reparación o una corrección es muy complicada, y podríamos vernos obligados a volver a decapar la pintura con la consiguiente caída de todos los santos... Esta fase es, si no la más, importante en el proceso de transformación, todo el trabajo realizado anteriormente lo podemos echar por la borda con una terminación poco agraciada del proceso de pintura, es una máxima en modelismo : Una mala pintura puede estropear una buena maqueta.

He preparado una caja de cartón y he colocado el coche sobre unos palos para poderlo manipular sin tener que tocarlo. Para la imprimación he empleado spray Citadel en color blanco, ya que le da más luminosidad al rojo que aplicaremos después.. Se aplica desde unos veinte o treinta centímetros en ráfagas cortas, yo he aplicado dos capas para igualar las partes de metal con las de plástico verde. En diez minutos ya está seco por lo que se puede pintar.

 

 

Una vez seca la imprimación pasamos a pintar el modelo. El color usado es el rojo italiano de Tamiya TS-8. Lo aplicamos a la misma distancia que la imprimación en ráfagas cortas, sin acumular pintura, es preciso dar dos o tres capas y no intentar pintar la maqueta en una sola pasada, ya que lo único que conseguiremos será crear chorrones y tapar los detalles de la carrocería al más puro estilo IXO.

 

Tras esperar varias horas para el secado completo ya podemos manipular el modelo, no sin cuidado, ya que cualquier arañazo o rozadura sería una gran putada. Los detalles los he pintado con acrílicos Vallejo. Estas pinturas, muy utilizadas en modelismo, son idóneas por su gran opacidad y secado rápido. Pintamos los marcos de las ventanas y los pilares centrales con un pincel fino. Para perfilar la goma de la luna delantera usamos la pintura muy disuelta en agua de forma que ella misma corra por el perfil. Pintamos los detalles como las manetas, cerradura del maletero y los intermitentes laterales con naranja.

 

Este es el resultado tras la fase de pintura del modelo:

 

Pintamos con plata de Tintalux donde irán alojados los pilotos traseros, así como las luces de largo alcance.

 

Los pilotos traseros, en el modelo de Ixo, vienen coloreados toda la pieza en rojo; cuando en el modelo real  vienen los intermitentes en naranja. Lo que hay que hacer es decolorar los pilotos y pintarlos como el modelo real. Para decolorarlos, sumergimos las piezas en alcohol durante un tiempo, y ya veremos como se van destiñendo, asta que al final se quedan las piezas completamente transparentes. Ahora ya podemos pintar los pilotos con los colores adecuados. Tamiya vende unas pinturas transparentes especiales para estos menesteres. En mi caso, como vivo en el culo del mundo, no hay tiendas de modelismo, así que he decidido emplear acuarelas disueltas en agua aplicada en muchas capas.

Para realizar este proceso he seguido las indicaciones de los foreros  del magnífico foro Salón de Colempi, en especial de Patxi, que es un crack de las transformaciones, y que desde aquí quiero dar las gracias por sus sabios consejos.

 

Para los pilotos delanteros, he pintado el hueco en plata, con aguadas de tonos oscuros he intentado simular los volúmenes y después he colocado una fina lámina de plástico transparente sacada del envoltorio ( blister ) del pegamento Loctite.

 

 

 



 



Chema-2007