Willeme

 

 

Willeme LC 610 T de 1952. Como podemos ver en los dos modelos de abajo, la cabina ya la vimos por dos veces en Camiones de Antaño.  La única novedad y lo que me ha llamado la atención es el carrozado entre los ejes, dando a la tractora un aspecto de camión de carreras. La pintura es correcta y deja ver bien los detalles grabados, la tampografía de las puertas es muy delicada y fina. La caja también es muy bonita e inédita. El tamaño de ésta es correcto y da como resultado un conjunto muy equilibrado y bonito.
Willeme LC 610. La cabina es la misma que el de abajo con diferente decoración. Los intermitentes del parachoques, esta vez, son naranjas y no rojos. La caja y el doble eje le sientan mucho mejor, quedando una miniatura muy bonita.
Willeme LC 610. Otra bonita pieza, sin duda, la cabina es lo mejor de la miniatura. Algunos fallos en el molde por la parte baja de las puertas,  si lo comparamos con las fotos del fascículo. La pintura es acertada y delicada. Todas las luces, incluso los intermitentes son en plástico transparente. Los limpias y espejos son muy finos. Los interiores pintados, son muy bonitos. Merece mencionar la calidad de los transferibles. La caja, la misma de la del querido Comet, no encaja bien, resulta evidente que la han puesto con calzador, los bajos tendrían que seguir la línea de los bajos de la cabina, pero eso conyevaría hacer los pasos de ruedas en la caja.

 

 

 



 



Chema-2007