Porsche

 

 

Porsche 959 Coupé de Ixo. Estamos ante uno de los grandes bodrios de la colección. El molde es nefasto, cualquier parecido con el original es pura casualidad. Los bajos de caja y aletas posteriores son la midad de grandes que deberían ser, el voladizo posterior inmenso que tiene el original, en este se queda en la mitad. La superarchi- conocida toma de aire de las aletas traseras simplemente no estan, pero ni pintadas siquiera... Ixo se ha superado: pintura metalizada y también tapa detalles, por cierto, ¿quién coño eligió ese color? el perlado del murciélago le hubiese sentado de maravilla, pero entonces tendrían que haber pintado los detalles como rejillas ...
Porsche 959 de Guisval. Miniatura bastante antigua del casi extinto fabricante español. La miniatura tiene algunos pequeños desperfectos, lo compre en un lote. Cuenta con ruedas de botón y el interior es muy sencillo. Las puertas son practicables.
Porsche nº 1 de 1948 de High Speed. Modelado muy fino de la carrocería donde sobresale la pintura, tanto en color como en la aplicación de cantidad justa. Las ruedas me gustan mucho, así como el delicado parabrisas. El interior en plástico rojo, no tiene los  detalles pintados, la palanca de cambio y el volante vienen cromados, dando una imagen de juguete nada idónea. Las luces traseras están pintadas sobre la carrocería.
Porche 550 M Spider 24 horas Le Mans 1957 de Schuco. Modelo bastante sencillo. Me costó 3 euros.
Porsche 550 speeder de schuco. Donado por Javi. El modelo me parece muy soso, con los interiores muy espartanos. Las puertas se abren.
Porsche 356 A Carrera Coupé. Todo lo mencionado en el 356 anterior es aplicable a este, ya que es la misma miniatura cambiando la decoración. En este modelo, se han suprimido los paragolpes , y el interior viene en color rojo.
Porsche 356 A Carrera Coupé de Schuco Junior Line. Modelo de High Speed en la línea de la marca: calidad a bajo coste. Ruedas muy bien resueltas, con unas llantas muy reales. El molde también me parece muy conseguido, y reproduce fielmente la silueta de este mítico Porsche. El interior viene en unicolor y esforzándonos, podemos ver  a través de sus pequeñas ventanas un buen modelado.
Porche 356 A Convertible con Softop de Schuco. Otro modelo basado en el molde del 356, esta vez con la capota montada.
Porche 356 roadster de Schuco. Modelo muy aceptable por lo que costó, 2,50 euros. Es de la Junior Line de la marca. Con puertas practicbles. La carrocería esta muy bien resuelta.
Porche 356 A Convertible de Schuco. Versión policia del famoso molde de la marca, con unos cuantos extras para convertirlo; sirena, pegatinas, etc.
Porsche 356 B Coupe de Hongwell. Es el mismo molde de los 356 de Schucco Junior Line. Con esta pintura negra y los cromados resulta un modelo muy resultón y elegante.
Porsche 906 Carrera 6 de 1965. Me gusta mucho el molde, retorcido y complicado de reproducir. Detalles como las tulipas de los focos como las luces traseras en plástico, son de agradecer.  Las ruedas también son muy reales, los tubos de escape están ahuecados, otro detalle digno de mención es que las tomas de aire de las aletas traseras también están ahuecadas. El moldeo de los cristales están muy bien realizados. El interior, en rojo y negro, no desentona en la calidad general de la miniatura.
Porsche 911 Carrera RS de Ixo. Gran decepción, una carrocería correcta pero cubierta por un kilo de pintura. El aspecto general es basto y me parece muy juguetero. El interior, todo en negro, cuenta con un calca para los diales. No cuenta con paneles de las puertas, lo que le da una imagen pobre y cutre de "cohones". Si lo comparo con el RS de High Speed, éste le da 1000 vueltas al de Ixo; posible próximo encuentro en el ring.
Porsche 911 Carrera RS de 1973 de High Speed. Una miniatura con muchos y buenos detalles como por ejemplo las llantas muy reales, todas las luces moldeadas en plástico, el tubo de escape ahuecado, o la magnífica tampografía . El interior, moldeado muy fielmente al coche original, se echa de menos toques de pintura o alguna calca para simular sus grandes relojes.
Porsche 911 SC, de Ixo para Altaya. Buena reproducción, lo que más me gusta es la calidad de los transferibles, de muy buena factura y bien colocados. Muchos detalles y bien realizados, el interior, en la misma línea, muy buenos y detallados.
Porsche 928 coupe de 1986 de Schuco. De esta miniatura me encanta el molde que reproduce fielmente la estilizada línea de uno de los Porsches más bonitos. Los focos vienen todos en piezas de plástico, lástima que en los traseros los intermitentes y la marcha atrás están pintados sobre el plástico. El color es un poco cantón, pero me gusta. Los interiores, bien moldeados, el salpicadero todo en negro y el resto en marrón. No me gusta la reproducción de los limpias , impresos en relieve en las lunas.
Porsche 964 Speedster de 1993 de High Speed. Modelo con un molde aceptable, en lo que menos me ha gustado es la aplicación de la pintura. Parece que mi unidad está pintada por un chino con parkinson, los focos tienen restos de pintura, así como los bajos de caja no están perfectamente recortados, sin contar que tiene varias manchas como sucias. Las luces son de  plástico, bastante reales, el interior muy bien moldeado, no tiene detalles de pintura. Las llantas me gustan bastante.
Porsche Gt 2 de Cararama. Modelo que me gusta mucho. Por 2,80 janders no se puede pedir más: faldón delantero precioso, alerón trasero genial, apertura de puertas, llantas, quizás lo que no está a la altura son los interiores, y un espejo está manchado de pintura.
Porsche 911 GT2. Miniatura exactamente igual al otro Gt2  Lemans que venía en el mismo cofre pero con distinta decoración. Además este viene con el interior todo pintado en rojo, excepto el baquet del piloto que viene en negro.
Porsche 911 GT-2 de High Speed. Una decoración muy vistosa y una aplicación que nada tiene que envidiar a otras miniaturas que triplican su precio. Detalles notables como el espectacular alerón trasero, tubos de escape ahuecados, espejos, incluso el enganche frontal está simulado en una pieza finísima. Las ruedas tampoco van a la zaga, unas llantas preciosas, y las gomas están serigrafiadas. El interior está más que correcto, con la jaula antivuelco muy real, el extintor rojo, o el cuadro de mandos. Una miniatura  muy buena para el precio que me costó.
Porsche 911 GT2. Idéntico al anterior, la única diferencia es la decoración, por cierto, de magnífica factura y calidad para unas miniaturas tan baratas.
Porsche Carrera 4S de 1995 de Schuco. Molde proporcionado para esta miniatura en la que los chinos se han esmerado mucho. Buena reproducción de las luces, así como de los intermitentes frontales en plástico coloreado. Buen detalle de las luces traseras el tener incluidas la leyenda Porsche colocada interiormente ofreciendo gran realismo. Los tubos de escape están ahuecados. Lo que menos me gusta del modelo es el color elegido, así como los intermitentes laterales y las luces de marcha atrás traseras.
Porsche 911 GT-2 de 1996 de High Speed. A mi parecer el molde es el mismo que el del fantástico GT-2 de Cararama, aunque  con un kilo de pintura más, ocultando muchos detalles, o quizás es otro molde muy similar. El caso es que en ciertos detalles es superior al de Cararama, las llantas ( de más garganta ), las luces en plástico y no pintadas, los espejos retrovisores. Pero los detalles del molde son muy superiores en el de Cararama, así como el alerón, las manetas de las puertas, además se le abren las puertas.
Porsche 911 coupé de la marca Cararama. Me costó 2.85 euros y como nos tiene acostumbrados la marca con puertas que se abren y muy buenos detalles para el precio.
Porsche 911 cabriolet de Cararama. Aprovechando el molde del 911 coupé la marca nos presenta este modelo. Como aquel la carrocería me parece fantástica, los interiores, muy bien de molde, pero sin pintar ningún detalle.
Porsche Boxter Cabrío de High Speed. Miniatura bien detallada y bien proporcionada si miramos que costó menos de siete euros. Las luces están todas reproducidas en plástico, y los intermitentes coloreados. El interior, bien detallado,  tiene toques de algunos detalles en negro, pero se echa de menos algún detalle más, sobre todo al ser un descapotable.
Porsche 911 Turbo del 2000 de High Speed. Un molde correcto al que se le ha aplicado un azul metalizado muy acertado. En el nivel general de la marca, luces moldeadas en plástico coloreado para las distintas funciones. Interiores correctos con unos pequeños detalles pintados en negro. Las llantas son las mismas que las del Boxter o las del GT-2 del 2000.
Porsche 911 GT2 del 2000 de Schuco. Otra miniatura que me ha sorprendido gratamente. Todas las luces en plástico, detalles como los espejos, alerón, llantas ( las mismas que el carrera ), tomas de aire muy reales. El interior bien realizado donde destacan los baquets. Lo único que no me gusta son los limpias, reproducidos en relieve sobre una pieza de plástico.
Porsche 911 GT3 de Ixo, entrega nº 11 de Dreams Cars. Por más que miro esta miniatura no me dice nada en absoluto. La veo muy simple, quizás sea la pureza de las líneas del coche, pero es que no me convence: las luces traseras son muy simples, la toma de aire delantera está pintada en negro sobre la carrocería, sin ningún efecto de profundidad. Los limpias están grabados en la luna, la pintura de las molduras de las ventanillas no son muy finas que digamos... me recuerda a un modelo de Cararama o Highspeed.
Porsche Carrera GT de Ixo. Bonita miniatura con detalles de buena factura como el alerón, luces, escapes o las ruedas. El interior está bien rematado con toques de pintura plata como el coche real, el cuadro de mandos es un calca, se echan de menos los cinturones.
Porsche GT-1 de Ixo. Parece un buen molde, y digo parece porque en este modelo se han pasado tres pueblos con la pintura. Apenas se distinguen las franquicias de las puertas, no digamos el resto de detallas. Las llantas, son las mismas que las del Panoz, pero de otro color. El interior todo en negro, y el volante a la derecha ¿? Una miniatura bastante floja.
Porsche Cayenne de Cararama. Este modelo aún siendo muy bueno a nivel de molde y proporciones lo veo un punto por debajo de los anteriores 4x4. También hay que decir que la carrocería del Cayenne es muy estilizada, sobre todo comparándolo con los 4x4 de verdad ( el Defender o el MB-G ). Las ruedas con esas llantas es lo que más me gusta de la miniatura.
Porsche Cayenne Turbo 2002 de Schuco. Miniatura con un molde muy bueno y repleta de detalles por todos lados. Para empezar todas las luces están reproducidas en piezas de plástico, incluso los intermitentes laterales y los antinieblas. Ruedas de magnífica factura. Los espejos retrovisores son una maravilla, incluso el interior, sin nada que envidiar al de los Minichamps. Los cuatro tubos de escape incluso están ahuecados. El interior, magnífico molde, lástima que sólo esté pintada la consola central. Nada tiene que ver con el Cayenne de Cararama que ya tengo, donde ya se aprecian diferencias en el peso de ambos.

 

 

 



 



Chema-2007