Opel

 

 

Opel Commodore GS/E Coupe de Ixo. Primera entrega del coleccionable alemán de Opel. Espectacular, no se me ocurre otra palabra para describir esta miniatura, la mire por donde la mire solo me se oscurren elogios. El molde es una pasada, pero la pintura y los detalles van mucho más allá. La pintura es una pasada, así como detalles y la tampografía. Los detalles como luces, ruedas, parachoques, limpias, etc son notables. Los interiores merecen una nota aparte, detalladísimos, tanto a nivel de molde y piezas como a la hora de decorarlo y pintarlo. en resumen una pieza sobresaliente que sale a un precio risorio.
Opel Diplomat de Ixo para Altaya. Otra bonita pieza para la vitrina, El tamaño de esta miniatura llama la atención. El molde es muy bueno, la pintura bicolor le sienta de maravilla, aunque en negro hubiesen resaltado mucho más los cromados. Todas las luces vienen moldeadas y coloreadas, excepto las tulipas traseras pintadas, aunque resultan bastante reales. lo que menos me gusta son los tapacubos, cromados tienen un aspecto bastante juguetero. Los interiores del modelo son también muy buenos, gran molde y superdetallados y pintados.
Opel Kapitan de 1958 de la colección alemana OPEL. Esta colección parece ser una pasada, y como prueba este tercer integrante. El molde es una gozada, la pintura bicolor, le sienta de maravilla. Cuenta con innumerables piezas independientes cromadas de magnífica factura. Las serigrafías son de gran calidad, las luces traseras están pintadas sobre las piezas cromadas, al contrario de los fantásticos intermitentes delanteros, pero dan el pego. Los interiores son notables, muy bien moldeados y pintados y detallados tal como podemos encontrar en miniaturas mucho más caras.
Opel Blitz de 1945. Otra versión del mismo molde, esta vez militar, del ejército nacionalista del aire (qué bien quedaría al lado de un BF-109 en un diorama) La maqueta es preciosa, los colores muy acertados y está diciendo "envejeceme". Se pueden ver perfectamente todos los detalles y marcas de la cabina. Cuenta con muchas piezas independientes y de gran calidad como las herramientas o el tráctel. La trasera y el chásis son preciosos. La única pega es el aro plata de las llantas, ningún aficionado lo entendemos lo qué diablos pinta de ese color.
Opel Blitz de 1949. Quizás demasiado antiguo para la colección, aún así es una bonita pieza. Es fina y delicada, la pintura está muy bien aplicada. Los interiores también están pintados y detallados. La caja es novedad en la colección y le sienta muy bien. Los transferibles se adaptan perfectamente al ondulado de los paneles.
Opel Zafira II del 2006 de Minichamps. Una gran reproducción, detalles de mucha calidad: faros (los traseros son preciosos) ruedas, cromados tiradores de puertas, espejos, todo es perfecto. Los interiores no se quedan atrás, fieles al original, superdetallados y finamente pintados en bicolor, calcas para los indicadores y pantallas. Quizás la única pega es la tercera luz de freno, que es pintada, pero vamos, por poner una pega. En resumen, lo que deberíamos esperar de un modelo de la marca.
Vauxhall Astra 1.6 de Vanguards. Este Opel británico cuenta con un gran molde y está muy detallado. Las luces son notables, especialmente las delanteras, los antinieblas son piezas de plástico y dan el pego. Las ruedas y los espejos son muy finos. Los limpias también son finísimos, y eso que casi están ocultos por el capó, cuenta con el tubo de escape ahuecado. La pintura es muy delicada y está perfectamente aplicada. Si no fuese por unos interiores todo en negro y ni siquiera cuenta con unas calcas para los indicadores, podríamos comparar a  este pequeñín con un Minichamps o Norev sin problemas.
Opel Corsa 1.2 S de Ixo. Miniatura que deseaba y los "ixochinos" no me han defraudado. La miniatura tiene un porte impresionante, nada que envidiar a cualquier otra que le doble el precio. El molde es muy bueno, la pintura, la justa, y los detalles muy bien realizados. Las luces estan coloreadas, el frontal está impecable, incluso el gancho de rescate han incluido. Las ruedas son idénticas. La única pega, el interior, que como viene siendo norma en la colección, está muy bien moldeado, pero sin pintar. De todos modoas es una pequeña joya.
Opel Monza 2.8S de Ixo. Otra buena miniatura, pero sin llegar al nivel del corsilla. El molde es bueno, aunque el capó debería tener dos aguas, los pasos de rueda son exagerados, resultando que las ruedas se quedan muy dentro. La pintura, plata metalizada, está bien aplicada, pero no se distinguen las manetas ni el resto de cromados. Los paragolpes sobresalen demasiado. Las luces están coloreadas, y las traseras son fieles al original. El interior, está bien moldeado, pero como siempre, viene todo en un triste negro, una calca simula en cuadro.
Opel Kadett 1.6S de Ixo. El molde es muy bueno, la pintura elegida es muy vistosa y me gusta, el problema es que se han pasado en cantidad ( que raro...), sobre todo en la zaga. El frontal, si lo comparamos con el vehículo real es genial, la zaga está a la altura. Las tulipas están coloreadas y le sientan de maravilla, el tubo de escape está ahuecado y el limpia es de muy buena factura. como siempre, el problema es la dejadez en los interiores, que aunque están bien moldeados, solo cuentan con una triste calca para el salpicadero.
Opel Senator 3.0 E de Ixo. el molde es correcto. Aunque está pintado con pintura no metalizada, increíblemente está en su medida justa. llama la atención la finura de los transferibles, sobre todo la fina línea que rodea el vehículo. El fontal es muy fiel y cuenta con antinieblas moldeados en plástico. La zaga cuenta con los pilotos pintados sobre la carrocería, y aunque se han esmerado en reproducirlos con gran cantidad de colores, no me gusta. El interior está bien moldeado pero en negro.
Opel Kadett "B" coupé rallye 1900 de 1967. Modelo de Vitesse bastante acertado, aunque no llega ni por asomo al nivel del Fulvia de Vitesse. Buen molde, la pintura en gris plata y las franjas en negro mate  son muy resultonas. La morrera del coche es lo más acertado, con una rejilla muy precisa y los focos en plástico muy conseguidos. Los focos  traseros están pintados, pero dan el pego. El interior es correcto.
Opel Monza A coupe de Schuco. Miniatura genial, de magnífica factura, detalles exquisitos como las llantas, limpias ( de extrema finura ), los logos, en fotograbado, los marcos cromados de las ventanillas...etc.  El interior es soberbio, y están realizados los cinturones de seguridad o el asa para sujetarse en los pilares de las puertas. La única pega es que el que le puso los pilotos traseros ( que son magníficos ) se le fué la pinza, ya que el derecho está al revés....   : O
Opel Manta GTE de 1982. Otra miniatura de buena factura. El molde resulta muy acertado, y los detalles que lo complementa son muy finos: las llantas, son geniales y muy reales, los limpias, retrovisores, tubo de escape. Todas las luces vienen moldeadas en plástico coloreado según su función, incluso los intermitentes delanteros. El interior sigue la tónica general de esta colección: buen moldeado pero sin pintar, y una calca para el cuadro. Quizás lo que menos me convenza de esta pieza es el color elegido, yo recuerdo el típico color blanco del manta y no este amarillo limón.
Opel Omega de Gama. Como el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra he vuelto a soltar 18 euros por esta miniatura, en la misma línea que el Kadett Van anterior. Buen molde con puertas delanteras y maletero abribles. Todo lo mencionado para el Kadett es aplicable a esta miniatura. Es ideal para transformarla y superdetallarla.
Opel Kadett Caraban de Gama. El molde me parece fantástico, representa fielmente al coche, los paragolpes también me gustan mucho, así como las llantas. Puertas delanteras y portón trasero practicables. Y aquí se acabó lo bueno... Ningún detalle, ni espejos retrovisores, ni un detalle pintado sobre la carrocería, sólo la moldura lateral, ruedas de plástico cutre-salchichero.  Interior muy soso, con los paneles de las puertas grabado en el metal del color de la carrocería. Los cristales de metacrilato teñido al más estilo Guisval... y lo peor de todo: 18 EURACOS. 
Opel Vectra B 1997 de Schuco. Modelo de la boutique de Opel Alemania. La carrocería está muy bien resuelta y el color de la pintura es muy acertado. El molde me recuerda mucho a los de UH... Los detalles de la miniatura son muy escasos, los retrovisores  vienen sin pintar los espejos, sin limpias y las tulipas de los faros traseros totalmente en rojo. El interior en un solo color aunque está bien moldeado. Lo que más me gusta de esta réplica son las ruedas y las molduras de la carrocería.

 

 

 



 



Chema-2007