Land Rover

 

 

Land Rover 109 III ONU de Hongwell-Cararama. Miniatura muy conseguida, el molde es muy preciso y tiene muchos motivos moldeados. Las puertas se abren, y la dirección es funcional. La rejilla delantera es fantástica. Las barras del toldo están finamente realizadas. Hay que felicitar el fabricante por las miniaturas que nos ofrece, de altísima calidad, a un precio ridículo comparándolo con otros.
Entrega 41 de NQC. Land Rover ( ¿Santana? ) de 1958. No pone Santana por ningún sitio, además nunca he visto uno corto pickup. El molde esta bastante bien, aunque veo la carrocería demasiado alisada, echo en falta los típicos remaches y juntas entre las pizas que componen la carrocería. El color totalmente desacertado, por estos lares se ven azules o colores cremas, pero no verdes metalizados. El interior es muy espartano.
Land Rover 109 III de Cararama. Adquirido por ocho euros en expoclassic de Mollerussa. No se encuentra en España, por eso su precio para un Cararama. Buen molde para la carrocería, dónde vienen marcados los remaches. Buen acabado en los detalles, puertas funcionales, a diferencia del Defender. Lo único que no me gusta del modelo son las llantas, en ese color, parecen de juguete.
Land Rover II de Bomberos. Es exactamente igual al de NQC. Con otro color y colocándole un trozo de plástico en forma de bocina sobre la aleta, Altaya nos coloca otra miniatura repetida.
Land Rover II de asistencia ADA. Mismo molde que el que ya tengo el de bomberos o el de NQC. Esta vez Altaya se ha estirado colocando una pequeña grúa en la caja, ganando bastante la miniatura en apariencia. La decoración es muy vistosa y real.
Range ( que no Land ) Rover 4.6 HSE de Cararama. Otra miniatura de quitarse el sombrero. Exteriormente me parece fantástica, con detalles por doquier; molduras, ruedas, pilotos e intermitentes en plástico,  joder !!! si tiene asta los limpias de los faros. El interior está en la misma línea; muy bien moldeado, el salpicadero en bicolor, con detalles en madera, parece pintado por un modelista. Los asientos tienen reproducido el filete de la costura y los reglajes eléctricos. Por poner algo, diría que falla la omisión de los paneles de las puertas traseras y que las puertas, aún siendo practicables, no con los marcos.
Land Rover Defender de Cararama. Modelo con acabados impecables, la carrocería es una pasada... con todos los detalles y paneles finamente grabados en el metal, el techo en blanco resalta con el acertado color de la carrocería. El frontal es espectacular, con la rejilla del radiador, los focos, intermitentes... el capó con los típicos y característicos volúmenes, impresionante.
Land Rover Freelander de Cararama. Otro modelo en la línea del Defender. Los interiores, bien de molde, pero en el color del plástico. La carrocería no está mal, y el color me gusta. Bien resuelto el Hard top, así como la rueda de repuesto. Lástima que han recurrido a un calca para la tercera luz de freno, cuando en el coche original es una pieza extravagante característica. Para los intermitentes unos brochazos de pintura y a funcionar... Lástima, con un poco de esfuerzo tendrían una gran miniatura.

 

 

 



 



Chema-2007