Historia del diecast

 

LA HISTORIA DEL DIECAST

A comienzos del siglo XX, jugueteros especializados en la estampación de chapa y láminas de metal litografiadas como Carette, Marklin o Bing reproducen las primeras miniaturas de coches con esta técnica, A la vez aparecían en el mercado burdos modelos en plástico que carecían de ventanas, así se puede decir que el nacimiento de los coches a escala apareció casi al mismo tiempo que los vehículos reales. Pero los primeros modelos en diecast, esto es, modelos realizados en metal moldeados en fundición, aparecieron en Inglaterra por el año 1934  de la mano de Dinky Toys en Inglaterra y DootsieToys en Estados Unidos.

 

PREGUERRA

Frank Hornby creador de Meccano, comenzó a fabricar réplicas a escala de coches como complementos para sus maquetas ferroviarias, amplia su mercado en Francia ( DinkyToys Francia ) practicamente desde sus inicios, y hasta su caída siempre han ido de la mano. En 1934 con su  serie 22, compuesta por  seis modelos a escala 1:43 destinados como complementos para sus plataformas de trenes a escala eran   un tanque militar, un tractor, un camión, un coupé , un deportivo y un furgón, miniaturas con un simple chásis remachado a la carrocería hueca por dentro, las ruedas eran metálicas. Más adelante, viendo un mercado floreciente, los modelos comenzaron a venderse en unidades por separado, a la vez que se empezaban a incluir piezas independientes de otros materiales como el caucho blanco para las ruedas. Estos modelos de preguerra estaban fabricados en zamac de muy mala calidad por su alto contenido en plomo en las aleaciones, por eso que pocas unidades hayan llegado a nuestros días, y los pocos que han sobrevivido al tiempo y a las manos infantiles se cotizan a precios estratosféricos.

Modelo furgón de la serie 22 de Dinky-Toys de 1933.

Copyright: © http://www.dinkytoys.ch

 

En Estados Unidos, Charles Dowst, modifica una máquina especializada para reproducir letras en zamac para la industria editora y en la década de 1910  aparece una pequeña miniatura del  Ford limusina de 1911 con ruedas de metal en el catálogo de Dowst junto con pequeñas reproducciones de animales, carruajes, botones y gemelos en zamac. En 1915 aparece una nueva miniatura en el catálogo, se trata del modelo Ford T abierto, y un año después el furgón. En 1922 Dowst crea la empresa Tootsie Toys. En 1924 aparece la furgoneta Ford en varios colores y decoraciones, éstas ya cuentan con llantas metálicas y neumáticos de caucho. En el catálogo antes de la guerra aparecen varias miniaturas de furgones y de camiones de gran calidad. Pero la marca continuó realizando pequeñas miniaturas para los más pequeños de la casa, desestimando a los mayores y coleccionistas, reduciendo su mercado, a la vez  en Europa aparecen otros fabricantes con reproducciones mucho más detalladas, esto y la crisis casi hizo desaparecer del mercado al precursor del diecast en América.

Miniatura Limousina de 1911 de Tootsie-Toys

http://www.tootsietoys.info

 

POSTGUERRA

 

Tras la segunda guerra mundial se reanuda en las factorías de DinkyToys la fabricación con mejores técnicas, mejores aleaciones del zamac y nuevos modelos al conseguir nuevas licencias de los constructores, además los neumáticos dejan de ser en caucho blanco para aparecer en negro, mucho más reales.

Camión de 1948 de Dinky-Toys.

.

 

Lesney tuvo la genial idea de producir gran cantidad de miniaturas a tamaño reducido, que cupiesen en una caja de cerillas, así en  1947 aparece la británica Matchbox, con su codiciada serie 1-75 a escala entre 1:65 y 1:100, también fabricó en los setenta modelos a escala 1:43 llamadas Modelos de Antaño o King Size para competir directamente contra Dinky. Rápidamente encontró su hueco en el mercado.

 

Primera miniatura de Matchbox.

http://www.enterplanetdiecast.co.uk

 

En 1950... el juguetero alemán Marklin, especializado en modelismo ferroviario ( hoy es uno de los mayores del mundo ) comienza a fabricar modelos en diecast a escala 1:43, concretamente a 1:45. Modelos que cuentan con un gran molde:

 

En Estados Unidos en 1950 TootsieToys moldea nuevos modelos de Jeeps y de camiones de bomberos. En 1961 se fusiona con Strombecker, otro juguetero especialista en juguetes de plástico, se siguieron construyendo modelos a escala incluyendo partes plásticas hasta 1969. Se traslada la fabricación a China para reducir gastos. Hoy en día continúa siendo uno de los mayores jugueteros de USA.

 

Volviendo a Europa, sobre el año 1956 apareció el fabricante inglés Corgi  de Mettoy. Sabiendo que DinkyToys se estaba comiendo todo el pastel y que copiar los productos no sería suficiente para garantizar el éxito, decidió que desde su primer modelo se contase con ventanillas. Los primeros modelos de Corgi fueron el Austin Cambridge, Rover 90 y un Ford Cónsul; ya contaban con ventanillas, suspensión y piezas transparentes en los faros. Introduciéndose en el mercado británico en competencia directa con Dinky Toys, sus miniaturas con fricción, interiores moldeados con la técnica del vacuformado, y ventanillas provistas de cristales, enseguida se hizo con un hueco en un mercado que crecía a pasos agigantados. En el primer año vendió dos millones de unidades.

En 1963 presentó el modelo 241 Ghia, con apertura de puertas, capó, interiores muy detallados y con los asientos reclinables, una auténtica joya de la que se vendieron nada menos que casi dos millones de unidades.

Aston Martin 241 Ghia de Corgi.

 

Uno de los  Corgi más vendido fue el Aston Martín DB5 de James Bond, nada más y nada menos que casi cuatro millones de unidades vendidas, pero fue la réplica del batmóvil con sus casi cinco millones de unidades vendidas desde 1966  la más vendida.

En 1964 Mettoy introduce en el mercado una serie de miniaturas a escala 1:65 para competir directamente con el exitoso Matchbox eran los Husky Toys, que en 1970 pasaron a llamarse Corgi Juniors.

Corgi se ha convertido en  otro fabricante muy codiciado por los coleccionistas.

A finales de 1960, de la mano de la americana Mattel, aparece la famosa Hotwheels, pequeños coches a escala 1:64 en diecast con la novedad de contar con fricción. Al poco tiempo presenta modelos a escala 1:43

En los años sesenta Dinky-Toys pasa por apuros económicos, la subida de sueldos y el aumento de precio de las materias primas obliga a vender su rama inglesa a Tri-Ang, y a mediados de la década comienza a producir modelos americanos denominados MiniDinky en Hong Kong, donde los procesos de fabricación y mano de obra son más baratos. Aún con todo presenta modelos increíblemente acabados, con apertura de las cuatro puertas e incluso con la antena escamoteable, pero su caro proceso de fabricación elevaba el precio de venta. En 1970 la rama francesa cesa la producción. Dinky cambia de manos por varias veces mientras se va desintegrando, algunos moldes acaban en manos de Solido, Pilen España, Pilen Holanda o en América latina de la mano de Juguinsa. En los años ochenta Matchbox se hizo con su rival, y a mediados de la década reedito los moldes de la década de los cincuenta especialmente para coleccionistas. Actualmente Matchbox y Dinky pertenecen al gigante juguetero Mattel.

En la misma época Corgi tampoco puede con la crisis económica que arrasa Inglaterra, traslada su fabricación a China tras ser vendida a  Mattel.

A partir de la década de los 60 aparecen infinidad de empresas dedicadas al automodelismo en diecast, muchas olvidadas, otras compradas y recompradas y finalmente desaparecidas y otras aún en el mercado. Pero unas pocas quedan a lo largo de los años en la memoria como  en Italia: Merccury, Polistil-Politoys. En Francia: Majorette, el primer fabricante de miniaturas de coches francés, y las aún presentes Sólido y Norev. En Alemania por entonces aparecieron Schucco, Schabak.

Aquí, en España en 1962 nacía Guisval, marca estandarte en miniaturas a escalas varias en diecast y que hoy agoniza. Otro fabricante español es  Joal que apareció en 1949 y en los años 60 centró sus esfuerzos en coches de diecast, hoy en día  su producción se basa en  maquinaria y camiones a escala 1:50 fabricados en China. Mira es otro fabricante nacional que pasó a mejor vida.

Como cualquier sector, el del diecast es muy competitivo, y desde sus inicios, hace casi un siglo, hasta hoy ha estado marcado por una gran competitividad entre los fabricantes, muchas empresas florecieron y se marchitaron, otras fueron adquiridas por las más grandes y otras muchas a base de especializarse ocupan un hueco en el mercado. Casi todos los fabricantes, menos los más especializados y los de fafricación casi artesanal, han transladado sus producciones a China, donde los costes son más asumibles.

Hoy en día, el futuro del diecast es muy alentador,  los procesos de fabricación se han modernidado, se emplean varios materiales y piezas en fotograbado, pinturas de gran calidad, tampografía y el uso de scaners computerizados en 3d para reproducir los modelos con total fidelidad, y lo mejor de todo, a un precio asequible. Parece increíble que esta pasión por el diecast esté esparcida por todo el globo, hay infinidad de clubs, revistas especializadas, y últimamente con la explosión de internet, cientos de webs sobre el tema, así como numerosos foros que aglutinan a los coleccionistas.

 

 



 



Chema-2007